Siestas, ¿cuántas?

 
Sabías que las siestas favorecen la organización mental y mejora la concertación del bebe? Si no te habías parado a pensar en ello, deberías saber que este hábito es imprescindible para el niño.

Los padres debemos insistir en ello, sobre todo cuando empiezan a crecer y ya no quieren dormir la siesta. Muchos neurólogos recalcan que lo mejor es alargar esta actividad hasta los cinco años. Sabemos que esto es más complicado, al escolarizarse en infantil es raro que mantengan el hábito hasta los cinco años, pero no esta de más saberlo e intentarlo en casa.

 De los beneficios de la siesta ya hablaremos en otra ocasión. Ahora de lo que me gustaría hablarte es de la distribución y horas globales de sueño al día de los peques.

 ¿Cuántas siestas debe dormir? ¿y cuántas  horas al día?

 Los recién nacidos duermen durante intervalos dos o tres horas, algunas mamás privilegiadas tiene hijos que duermen mucho más, pero para el resto de los mortales los intervalos son aproximadamente estos, que a la vez coinciden con la toma. No diferencian el día y la noche y su sueño se mantiene de esta forma hasta el mes y medio más o menos. Durante este periodo duermen al día unas 14 a 18 horas.

A partir de los tres meses irás observando que la cosa cambia y ya el sueño se empieza a regular. Es cuando podemos empezar a establecer los primeros pasos para una rutina del sueño. Sus horas de sueño diario giran en torno a 12 o 16 horas.

A partir del sexto mes y hasta el noveno aproximadamente mantendrá dos o tres siestas diarias. Una por la mañana y dos por la tarde (una después de comer y la otra ya al final de la tarde, que normalmente coincidirá con el paseo. A lo largo del día hablamos de unas 14 horas de sueño.

Desde los nueve a los doce meses hay un gran cambio sobre todo si hablamos de rutinas en las siestas. Si lo has hecho desde el principio manteniendo ciertas horas claves la cosa ya esta hecha y seguro que se duerme con mucha facilidad.

De uno a tres años. Ya comenzarás  a experimentar más cambios puesto que en estas edades varía mucho. En esta franja de edad lo normal es dormir de una a tres hora (depende de cada niño) en una sola siesta aunque es verdad que los que ya han cumplido un año sigan manteniendo dos siestas al día.

De tres a cinco años, lo ideal es una siesta por la tarde.

Es muy conveniente que solo te guíes por estos parámetros para organizar el sueño de tu hijo o hija. Cada uno es completamente distinto y lo verdaderamente importante es que observes y reconozcas con el paso de los meses la necesidad que tenga el peque.

Recuerda lo que te decía al principio de la importancia de las siestas. La falta de sueño afecta al comportamiento y al rendimiento escolar. Por tanto ten muy presente como se despierta y si descansa bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s