Empatía con los hijos ¿y cómo lo hago?

 

Ya hablamos en el post anterior sobre la importancia de la empatía con nuestros hijos y la reflexión que nos debemos hacer para asegurarnos si somos empáticos o no en casa.

Pues bien, ahora toca poner ejemplos para responder a esta cuestión tan importante en la educación de nuestros hijos.

La empatía no debe ser confundida con ceder o dejar que nuestros hijos hagan lo que quieran o incluso consentirlos. Debe ser considerada como un fundamento de la comunicación efectiva que juega un papel principal.

¿Qué podemos hacer?

  • Es común en los niños y no se si esto nos viene de serie en la especie humana o lo aprenden de los mayores, pero la realidad es que desde bien pequeños les gusta criticar los defectos de los demás y cuando llegan a la pre-adolescencia ni te cuento… y esto claro, cuando no hay una discapacidad, porque en tales casos, la crítica es despectiva. Ayúdale a que el mensaje de sus comentarios sobre los demás ya sean físicas o psíquicas no lo interioricen y que en lugar de reaccionar negativamente lo conviertan en comprensión.

  • Elogia cada muestra de empatía hacia otros niños
  • Enséñales a entender, en lugar de culpar ,esa búsqueda de positivismo de la que tanto hablamos. Es bueno que sepan usar la razón y anular así reacciones como sentimientos de rencor, juicios negativos…
  • Cuando la ropa le quede pequeña o ya no hace un uso de sus juguetes o incluso sí los utiliza, que seleccione lo mejor de esto, las prendas que están en mejor estado y los juguetes que aún funcionan y que te acompañe a un centro de recogida para entregarlo. Muéstrale que hay personas que no disponen de sus recursos y que muchos, y más ahora, no tienen ni para comida y menos para juguetes. No lo dejes sólo para campañas de Navidad, que sea algo en lo que os impliquéis todo el año. Que aprenda a ponerse en los zapatos de los demás de forma real.
  • Cuando vayas de visita a un hospital a ver a alguien conocido o familiar, hazle saber de la importancia de acompañar a los demás cuando no están pasando su mejor momento. Que reflexionen sobre la forma en la que se están sintiendo los demás. Y que esto lo traslade a su día a día con sus amigos y compañeros/as de clase.
  • Escúchale. Cuando quiera contarte algo, deja que se exprese y demuestra gestualmente que le escuchas. Luego habrá tiempo para discutir puntos de vista distintos pero que sienta que está siendo escuchado y respetado.
Anuncios

Un comentario el “Empatía con los hijos ¿y cómo lo hago?

  1. Cuanta razón, empezaré con mis tres hijas a aplicar lo que se dice aquí. Que pena que esto no se haga también en los colegios. Así está el sistema educativo y los niños que no aprenden nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s