Siestas, ¿cuántas?

 
Sabías que las siestas favorecen la organización mental y mejora la concertación del bebe? Si no te habías parado a pensar en ello, deberías saber que este hábito es imprescindible para el niño.

Los padres debemos insistir en ello, sobre todo cuando empiezan a crecer y ya no quieren dormir la siesta. Muchos neurólogos recalcan que lo mejor es alargar esta actividad hasta los cinco años. Sabemos que esto es más complicado, al escolarizarse en infantil es raro que mantengan el hábito hasta los cinco años, pero no esta de más saberlo e intentarlo en casa.

 De los beneficios de la siesta ya hablaremos en otra ocasión. Ahora de lo que me gustaría hablarte es de la distribución y horas globales de sueño al día de los peques.

 ¿Cuántas siestas debe dormir? ¿y cuántas  horas al día?

 Los recién nacidos duermen durante intervalos dos o tres horas, algunas mamás privilegiadas tiene hijos que duermen mucho más, pero para el resto de los mortales los intervalos son aproximadamente estos, que a la vez coinciden con la toma. No diferencian el día y la noche y su sueño se mantiene de esta forma hasta el mes y medio más o menos. Durante este periodo duermen al día unas 14 a 18 horas.

A partir de los tres meses irás observando que la cosa cambia y ya el sueño se empieza a regular. Es cuando podemos empezar a establecer los primeros pasos para una rutina del sueño. Sus horas de sueño diario giran en torno a 12 o 16 horas.

Sigue leyendo

Almohada, ¿cuándo?

 
Ayer estaba en unos grandes almacenes y escuche la conversación de una futura madre (primeriza, imagino) pidiendo una almohada para la mini cuna de su  recién nacido.La dependienta intento explicarle que no era necesario pero tampoco supo decirle la razón ni cuando hay que empezar a ponerla

Para todas aquellas mamás que tengan sus dudas ahí van unas aclaraciones:

  • Los bebés no pueden dormir con almohada puesto que puede forzarse la curvatura de su cuello. Su cabeza es grande y su cuello pequeño, con lo que si le pusiéramos una almohada no tendría el apoyo adecuado del hombro, con lo que su columna no tendría una postura natural.
  • También es importante destacar la seguridad. Es posible que se gire y quede boca abajo contra la almohada.
  • Siempre he sido un poco obsesiva con el tema de las mantas o edredones en las cunas, sobre todo después de los primeros meses que ya se mueven mucho a los largo de la cuna. Mi recomendación es usar siempre los sacos, los hay de muchos tipos y te aseguras que están calentitos y seguros.

Sigue leyendo