¿Es importante el juego simbólico?

 
¿A qué nos referimos con este término? Pues a esos juegos que aparecen sobre los dos años  y que se basan en repetir  o imitar acciones diarias de los adultos. 

Jugar a papás y mamás, a ir al banco, al supermercado, a llevar al bebé al médico, a conducir… Una fase de experimentación, desde el bebé que juega con un vaso simulando que bebe hasta un niña que finge ser una cajera del supermercado.

Este juego que igual lo consideras muy común y quizá tampoco le prestes mucha atención, consigue que tu hijo libere tensiones y manifieste su personalidad. Con estas copias, aunque nos parezca increíble, expresa su carácter y de una forma inconsciente va creando su persona.

Si te paras a jugar con tu hijo, escuchas y participas te darás cuenta de sus miedos, deseos y sobre todo de su maduración personal.

Sigue leyendo

Tímido ¿cómo le ayudo?

 
Ésta es la gran pregunta que muchos padres se hacen. ¿Se nace tímido?…pues no, realmente no, perol o que sí es verdad, es que en nuestro carácter “de serie” está presente el nivel de retraimiento.

Para entenderlo mejor; en los “futuros tímidos” están más acentuadas sus reacciones a los estímulos, sin contar que suelen ser niños y niñas hiperemotivos y que ya desde bebé muestra una actitud más inhibida de lo habitual.

También podemos encontrarnos que un niño que había tenido una conducta social normal, empiece a retraerse.  La edad en la que aparece  esta conducta es un factor al que debemos prestar atención puesto que no es lo mismo a los tres años que a los diez. De todas forma si ves que persiste mucho y es muy intensa que hace que modifique demasiado su actividad social,  pide consejo profesional.

Es importante entenderlo y aceptarlo en el niño, y evitar frases como: “¿por qué no saludas?” “ve con los niños, juega con ellos, no tengas miedo…” o “pero hijo…saluda a la vecina”… De esta forma no consigues nada, al contrario, el niño irá transformando esta timidez en inseguridad.

Ser tímido tampoco es un factor tremendamente preocupante, muchos adultos son tímidos y se desenvuelven en la vida perfectamente. Cuantas veces no hemos escuchado decir a gente que desempeña profesiones tales como comercial, actor, cantante, conferenciante… que es tímido y le cuesta abrirse, pero que paradójicamente vive de ese trabajo.  Lo importante es crear habilidades sociales para que el niño sepa afrontar ese carácter reservado y no llegar a ser un eterno indeciso por miedo.

Sigue leyendo

En el colegio me dicen que mi hijo es muy inquieto e inmaduro ¿qué puedo hacer?

Antonio Nieva
Pedagogo y terapeuta familiar.
________________________________________________

Es un hecho sobradamente conocido que sobre la infancia, la sociedad en general y los padres y profesionales de la educación en especial han volcado su interés consiguiendo la revalorización y muchas veces la hipervaloración de este primer periodo madurativo del ser humano. Esta consideración ha ido modificando el tipo de relación que hace ya bastantes años existía entre padres e hijos, aparentemente en beneficio de estos últimos.

El mundo infantil, sus características, sus circunstancias, procesos de desarrollo cognitivo y físico, sus sentimientos, alteraciones, distorsiones, este conjunto múltiple de aspectos que configuran la etapa de la infancia ha cobrado una gran dimensión actualmente y ello ha llenado de interés, responsabilidad y preocupación a los padres de las últimas generaciones, al menos en el mundo occidental.

 Una de las consecuencias que se han derivado de tal estado de cosas ha sido la tácita inversión de papeles en la familia, e incluso en la escuela. Las necesidades y los intereses de los niños han pasado a un primer término, en detrimento, muchas veces, de las necesidades e intereses de los adultos. De este modo no es extraño escuchar a los padres las dificultades que tienen para educar a sus hijos, para conseguir que lleven a cabo las tareas propias de esta etapa: comer, acostarse, comenzar a vestirse, recoger, escuchar lo que se les dice o entretenerse solos un cierto tiempo.

Sigue leyendo

Niños: refuerza su autoestima

 
Sabemos que la autoestima es la piedra angular del bienestar de todo individuo. Es imprescindible en el desarrollo de la personalidad y de ahí, que cada vez se le de más valor y estemos  más pendientes

autoestimasobre todo con nuestros hijos. Nos preocupamos de que reciban una idea de ellos mismos positiva y sana.

La autoestima viene como consecuencia de nuestras experiencias y de las exigencias que nos llegan del exterior. En los niños, sobre todo en sus  primeros años, un alto grado de autoestima  le ayudará al desarrollo del aprendizaje, de sus relaciones sociales…

Nosotros, como padres y adultos que somos los principales agentes que rodeamos su vida, somos los que ponemos las bases de esta imagen que tienen de si mismos. No puedes olvidarte de algo y es que cuanto más pequeño es más vulnerable su autoestima y que en esta etapa es cuando se construye, con lo que es imprescindible estar al tanto.

Sigue leyendo

El enigma de los hijos únicos

 

Por múltiples circunstancias que todos sabemos: separaciones antes de tener el segundo hijo, maternidad tardía, etc…me encuentro cada vez con más padres que acuden a la consulta preocupados por si ser hijo único tiene más efecto negativo que positivo

hijounicoNecesitan aclarar la duda de si la crianza de su hijo es la correcta, o que sin darse cuenta y de una manera inconsciente se están equivocando con la línea educativa que han tomado.

Ante estas dudas mi respuesta es siempre la misma: lo importantes es saber como queremos educar a nuestros hijos y que valores les queremos dar. De esta forma y manteniéndonos firmes en la idea, resultará lo mismo educar a uno que a cuatro; salvando cierta distancia, claro.

Sigue leyendo

¡A recoger!

Siempre me he hecho esta pregunta con los niños. ¿Qué es lo que les atrae tanto, que hace que a la gran mayoría les guste tener todo orden-y-decoracionesparcido por el salón? ¿Quizá sea nuestra manía por ver la casa recogida de juguetes? No lo sé. Intuyo que la respuesta es mucho más simple: les aburre ordenar.

Nos puede resulta fácil entender que asocien el recoger con dejar de pasarlo bien, porque, es en esos momentos, en los momentos del juego, es en los que les obligamos a recoger lo que han dejado tirado. Puede que ésta sea una de las respuestas a la negativa tan común por no recoger.

No hay duda que es importante inculcarles desde muy pequeños que el orden es necesario en nuestras vidas. Desde el ámbito familiar, social hasta el profesional. Es muy enriquecedor que vayan comprendiendo que cuando uno es adulto sus actitudes también afectan a las personas que conviven con ellos. Si todas las mañanas sales de casa pero no recuerdas donde dejaste la agenda del cole la noche anterior, perderás tiempo en buscarla y harás que los demás también pierdan su tiempo e incluso lleguen tarde. De aquí la importancia de esta actitud que no es tanto una obsesión de los padres sino un factor clave para su vida adulta.

Sigue leyendo

Palabrotas, ¿pero dónde has escuchado eso?

Ocurre una cosa muy curiosa en los niños y es que mientras crecen y van descubriendo el lenguaje, asumen las palabrotas como parte del vocabulario. Aprenden que ciertas palabras tienen poder, sobre todo, Dice palabrotaspor el golpe de efecto que provocan en los mayores. Como poseen la habilidad de aprender todo lo malo muy rápidamente  les parece de lo más divertido decirlas.

Muchos padres me comentan:  “pero, ¿cómo dice esto?, si en casa no se habla así”. Es muy fácil de entender. Los niños son muy receptivos durante su desarrollo y les basta con ver unos dibujos, escuchar una conversación en la calle o en el patio del colegio, la escena de una película… miles de situaciones que se nos escapan pero que a ellos no.Esto es suficiente para que asuma esas palabras y experimente la sensación de ser un poco malo, porque saben perfectamente lo que esta bien, y lo que esta mal.

Sigue leyendo

Su amigo imaginario

Un día llegas a casa y tu hijo comienza a hablarte de su nuevo amigo, pronto te das cuenta que este niño del que habla sólo lo ve él y caes en que quizá sea aun amigo imaginario. ¡No te alarmes!amigo imaginario

Algunos niños entre los tres y siete años y durante un cierto periodo de tiempo utilizan su imaginación para crear a un amigo que les acompaña en su día a día.

Este nuevo personaje, suele ser alguien a través del cual expresan sus sentimientos. A estas edades no han aprendido correctamente a discriminar entre la realidad y la fantasía, con lo que utilizan a este amigo imaginario para afrontar sus impulsos negativos: celos, mentiras… Este compañero le sirve para jugar pero también para sentirse más protegido y seguro.

Como cada niño es distinto, la razón por la que actúa así dependerá de la necesidad que el niño tenga, y las inquietudes que le atemorizan. Nuestra función como padres es detectar la razón. No es algo muy preocupante, sobre todo porque desaparece con el tiempo, pero si es necesario observar para que no vaya a más.

Por ejemplo, a nuestro pequeño le cuesta relacionarse con otros niños y de repente aparece el amigo irreal. En este caso debemos darnos cuenta que existe un peligro y es que cuando el pequeño interactúa con su amigo imaginario dice y hace las cosas que en realidad el desea, pero debe saber que esto no ocurre mientras juega con otros niños. Es importante que aprenda a diferenciar realidad de ficción. Este ejemplo lo tenemos bastante claro pero también es común que cuando nace un hermanito empieza a mentir, pero siempre en boca de su amigo, no él; puesto que nuestro hijo asume el papel de “bueno”

 ¿Cómo debes actuar?

  • El amigo imaginario forma parte ahora mismo de su desarrollo y está cubriendo una serie de carencias,  con lo que sería un error burlarse o intentar que se olvide de esto. Así sólo conseguiremos que lo oculte, consiguiendo en nuestro hijo un mayor sentimiento de culpabilidad y sobre todo y lo más importante es que no desaparezca el problema
  • Queda patente que el niño es algo inseguro con lo que hay que ir poco a poco trabajando esa seguridad en su mismo. Por ejemplo: darle más autonomía, mejorar su autoestima…
  • Puede ser muy útil escuchar sus diálogos con este amigo imaginario, estas conversaciones te darán para descubrir sus deseos y sobre todo sus miedos.
  • Debes empezar a preocuparte cuando tu hijo prefiera quedarse a escondidas con él aún en compañía de amigos reales. Sería conveniente que acudieras a un especialista en psicología infantil.

Mas informacion:  Gabinete Infantia

¡Mamá porfi, cómpramelo!

Mónica S. Florido

Algunos padres tienen un gran problema con sus hijos y es la impertinencia casi diaria de pedir algo. Quizá sin querer les han acostumbrado y lo que en un principio eran esporádicos detalles o juguetes con poco valor económico, se  ha ido convirtiendo cada vez más en una imposición casi diaria por parte de los peques. Son muy distintas las situaciones en las que se origina, y cada familia rabietasresponde a esquemas distintos pero el denominador común es siempre el mismo: quiero algo y como no me lo compres te monto un espectáculo.

 Los padres normalmente por evitarnos disputas en la calle satisfacemos sus deseos. Este es el mayor error. Nos equivocamos al actuar así, de esta forma estamos contribuyendo es a que no aprenda a tolerar su frustración. Por eso es tan importante entre otras cosas, saber decirles que no. Ten en cuenta que si sigues con esta tónica, estarás criando adultos materialista y poco dados a realizar esfuerzos para conseguir las cosas.

Y para que esto no ocurra te aconsejo seguir esta pautas:

  • Enséñale a cuidar sus cosas, la filosofía de “usar y tirar”  incita al consumismo. Ahora que tanto valor se esta dando a la conservación del planeta, iníciale en el reciclado. Un mismo juguete puede tener más vida.
  • Háblale de la suerte que tiene de poder disponer de cosas materiales, a veces es bueno hacerles ver que existen otros niños y niñas que no tienen ni lo básico, ni tan siquiera lápices para colorear. Es importante que este tipo de explicaciones no se expongan solo en Navidad. Esto pasa todo el año y no ocurre sólo en países lejanos, también pasa en nuestra provincia.
  • Conseguir dinero, viene de un esfuerzo diario. Les cuesta entender que el dinero no se obtiene fácilmente y piensan que mamá siempre tiene dinero en la tarjeta.
  • Educarle en valores,tengo la sensación que cada vez se están perdiendo y no ponemos mucho empeño en hacerles ver a los niños que es más importante “ser” que “tener”
  • La tele no es buena compañera en estos temas,no estoy en contra del uso de la televisión, porque usada correctamente es muy beneficiosa pero en la época navideña convierte a nuestros hijos en devoradores de cosas. Cosas, que una vez pasadas las navidades, no se acuerdan ni de jugar con ellas.
  • Ayúdale a crear sus propias cosas con lo que tenéis por casa, por ejemplo sus invitaciones de cumpleaños, un marcador para sus libros, caretas para disfrazarse…Hay un mundo de posibilidades, seguro que en la biblioteca publica mas cercana a tu casa tienes libros que te darán ideas. De  esta forma puedes convertir los fines de semana de invierno en mucho mas amenos para ellos…y para vosotros.