MASAJE INFANTIL

 

Masaje Infantil… ¿Por qué? y ¿Para qué?

El masaje ha estado desde siempre presente en la historia de la humanidad. En China se han encontrado escritos de más de 5.000 años, que hablan de su uso tanto como terapia al dolor como en técnicas de carater espiritual. 

No cabe duda que el masaje es una de las mejores formas de transmitir afecto que podemos dar a nuestros hijos desde que nacen. El tacto es la base del lenguaje corporal y junto con la voz y el olor es la manera en la que los recien nacidos adquieren contacto con las personas de su alrededor.

Muchos padres y madres que asisten a nuestros talleres nos comentan la poca repercusión que se le da a esta actividad infantil. En un gesto diario como éste, se aportan grandes beneficios, y no sólo a los más pequeños también a la relación de los mayores con el recién nacido. 

Muchos hospitales son conscientes del poder del tacto y de los masajes y por esta razón lo utilizan en aquellos pacientes que así lo requieren. Numerosos estudios establecen una simbiosis clara entre ciertas enfermedades y la cura ligada al masaje. 

Entre las muchas ventajas que nos podemos encontrar están:  

  • Ayuda a regular y reforzar la función gastrointestinal, solucionando, a través de la estimulación, las incomodidades producidas por cólicos, gases y estreñimiento.

  • Mediante técnicas específicas, se ayuda a los bebés a descubrir las tensiones que se producen en su cuerpo y a relajarse en respuesta al placer de las caricias.

  • Intensifica la comunicación afectiva y la vinculación entre el bebé y las personas de su entorno, facilitando la comunicación no verbal.

  • Estimula el sistema inmunológico y propicia un mejor desarrollo del sistema nervioso y circulatorio.

  • Aumenta la conciencia de las partes del cuerpo, a través de la aportación visual, táctil y propioceptiva.

 …Y a quién está dirigido?  Lo cierto es que está indicado para todos los bebés desde los quince primeros días pero se muestra especialmente efectivo en niños y niñas con:

  • Retraso madurativo
  • Prematuros/as
  • Lesiones cerebrales o cualquier minusvalía física o psíquica
  • Bebés adoptados/as (para recuperar una posible desvinculación afectiva en sus primeros meses)
  • Niños/as hospitalizados

No dejes de probar este fantastico regalo que puedes ofrecerle a tu hijo/a. Asistir a un taller es fácil y rápido sin contar todas aquellas cosas que aprenderás de su crecimiento y de la forma en que debemos educarles desde el primer día.  ¡Anímate!

 

Vínculos que unen

Muchas veces mientras impartimos los talleres sale el tema de los echarpes.  Creo que la razón por la que preguntan  no es tanto por la calidad de un producto o de otro, sino el temor que tienen los padres de crear en el niño la necesidad de ir siempre “colgado”.  Hay una tendencia muy generalizada, que sobre todo plantean las abuelas, de: “ya verás como se acostumbra a estar siempre así y luego sólo quiere brazos”   Este tipo de afirmaciones erróneas hacen que su uso, sobre todo en España sea tan minoritario. Si viajas por centro de Europa y sobre todo por países nórdicos comprobarás que más de la mitad de la población infantil va de esta forma. No sólo es una manera cómoda de llevarlos,también se obtienen grandes beneficios.

La piel es nuestro protector más eficaz y a la vez uno de los principales medio de comunicación que desarrollamos nada más nacer. El tacto al igual que el oído forman parte activa del recién nacido, y los usa para reconocer e investigar lo que le sucede a su alrededor, de la misma forma que reconoce desde las primeras horas el tono de voz de su madre, su piel o el ritmo de los latidos de su corazón.

La sensibilidad de la piel y su estimulación intervienen desde edad temprana en el tono muscular y sensitivo de la persona.

Cuando un bebé nace, establece una relación simbiótica con su madre; una relación que ya se ha estado forjando desde que estaba en el vientre materno y que sirve de medio para intensificar esta unión.Cuando nota el contacto de su cuerpo contra alguno de sus progenitores siente el apoyo y la seguridad necesaria para establecer vínculos afectivos para con sus padres o las personas que cuidan de él. No sólo nos ocurre a los seres humanos, muchas especies mamíferas buscan el contacto corporal con la madre nada más nacer y este contacto no es otra cosa que asentar su desarrollo y supervivencia.

 Cuando un niño es acariciado, llevado en brazos y querido recibe un refuerzo creciente de estímulos  que potencia sus emociones infantiles positivas. Es muy necesario que el bebé reciba mensajes constantes de seguridad y tranquilidad, mensajes cuya mejor forma de transmitirse es por medio del contacto con su madre. Le tranquilizará el sentir su piel, su olor y esta seguridad le convertirá en un adulto seguro de si mismo e independiente.

Pero no sólo es el bebé quien obtiene beneficios, a  las madres por ejemplo nos ayuda a sentir que lo estamos haciendo bien. Nos aporta estabilidad emocional el tenerlo cerca y sentirlo, con lo que aumenta nuestra autoestima y por tanto la confianza y seguridad de estar haciendo un buen papel como madre.  Disminuye por tanto nuestro nivel de ansiedad, máxime cuando eres primeriza y tienes tantas dudas.

El uso del echarpe incrementa no sólo una relación intima y segura emocionalmente hablando, también ayuda a estimular varias áreas de su desarrollo. Cuando se lleva a un bebé en un echarpe permanece activo a lo que sucede a su alrededor cosa que no se produce si lo llevamos en un carro, cuya interacción es más pasiva y desde luego menos íntima con su madre o su padre.  Para que el niño absorba e interprete lo que sucede a su alrededor es preciso estar receptivo a los cambios que produce el entorno.

Mi recomendación es la de usarlo tantocomo se quiera, e incluso es compatible con un carro, no es cuestión de usar sólo un medio o el otro. Yo misma utilizo en ocasiones el carro y otras el echarpe. Y en cuanto a la pregunta de cuél es el mejor, sin duda elijo dydimos. Están en España desde hace años y su experiencia como producto consolidado en otros países lo avala.  He provado varios echarpes pero sin duda la calidad de este echarpe es mejor que otros. Aún así, sea con el echarpe que sea, te aconsejo que vivas la experiencia de llevar a tus hijos tan cerca de tí.

Más información: Matermatris